domingo, 9 de junio de 2024

La vuelta de "los Santi "🐚

Esa brújula imaginaria que cada persona tenemos en nuestro interior, hacia un tiempo que lo mismo marcaba un rumbo que otro. Tan pronto me encaminaba en una dirección, como al poco en la contraria y.. así la vida iba pasando. Sin aburrimiento, con buenas y nuevas compañías, con emociones y muchos nuevos destinos ⛰️.
Pero tarde o temprano, el rumbo tenía que fijarse.. y lo ha hecho hacia un destino lejano 🌋 aunque esa es otra historia , obligando a despedir a los parajes y gentes de aquí..



Pero esto tan solo es el comienzo de un largo hasta luego..
Ós

martes, 4 de junio de 2024

Valles pasiegos y Collados del Asón

Ir al monte no "riñe" con nada.. combina con lo bueno y lo malo por llamarlo de alguna manera , pero a lo segundo siempre le buscamos vuelta 😜.
Después de la jornada en las alturas, el cansancio es inevitable.. pero las ganas pueden con ello. Conocer otros lares de los valles pasiegos, en este caso del valle del Miera, que están a los pies de aquellas ⛰️ que nos mueve. Rincones, panoramas, leyendas y por supuesto el gusto al paladar.. ponen el broche al primer día.

"Las tetas de Lierganes"
Puente Mayor de Lierganes
El hombre pez
Grupo en Lierganes.
Gastronomía. Cachopo

El segundo y último. Siempre sabe breve. "Levantar campamento". Aprovechar una corta mañana que se prometía decente para recorrer una muy pequeña porción de los parajes de Collados del Asón.. y cuadrando la hora perfecta para que cuando las nubes engulleran todo y la lluvia hiciera acto de presencia, nosotr@s a cubierto viéndolo.. pero al mismo tiempo, "tocando a la puerta" del inevitable final; que según como se encauce la vida, quizá ya nada vuelva a ser como antes.. pero hasta aquí  "QUE NOS QUITEN LO DISFRUTADO Y MONTAÑEAO" 🙃.
Valle del Asón
Desde el mirador del nacimiento
Aguas salvajes que alimentan el Asón
Cascada de Cailagua o nacimiento del Asón
Fuente Bezón
Laberínticos kársticos de collados del Asón
Ós

viernes, 31 de mayo de 2024

Circular altos de Lunada

Retrocediendo en el tiempo hasta la vez anterior y transportándonos a tierras sorianas, el tema empezó a tomar forma en mi cabeza cuando algun@s en la despedida.. lanzaron sugerencias sin un destinario explícito pero si implícito . Pasado un tiempo, pero no demasiado.. empezamos a "trabajar" en ello. Horas de ordenador, de "navegar" sobre mapa, de "darle al coco" para dejar todo perfectamente organizado al gusto y cuando el "invierno" ve su fin, dando paso a bonitos días de primavera en que la mayoría de la gente quiere disfrutar del mundo exterior , lanzó la propuesta montañera a l@s amig@s del grupo de Etxabakoitz y nadie más, aunque no por no haberlo intentando .
La idea gusta. Algun@s enseguida se animan, hay quienes no dicen nada y a otr@s toca "pincharles" un poco.. para acabar formando un pequeño grupo con la vista puesta en el último finde de mayo.

Viernes a primera hora de la tarde, nos damos cita en Pamplona l@s siete más el acompañante perruno y cuando está va viendo su fin, ya andamos por el pueblito de Lierganes. Empezando la aventura con buen pie.. manjares de tudanca, rápido breafing de la actividad montañera del sábado y al caer la noche "cada mochuelo a su olivo".
Tan temprano como se nos permite empieza "la danza". Comprar pan del día, desayuno exprés compitiendo por un café con la impaciente "juventud del balneario" y  ganándole tiempo al reloj, empezamos la jornada. Corto viaje de muchas curvas y ningún esfuerzo, que a pocas nos deja en la cima, llegamos al Portillo de Lunada con un ambiente que promete un bonito día de montaña. Calzamos botas, desplegamos bastones, rematamos mochilas y list@s para la acción montañera.

Sin miramientos ni contemplaciones, apuntamos para arriba
 en dirección S y , montados en el redondeado y primaveral
 cordal de la Brena, avanzamos en continuo sube-baja ...
... dominando sobre el agreste valle glaciar del Miera ...
... hasta aparecer demasiado pronto frente a frente
 con el objetivo del día
habiendo más bajo manga 😜 .
Desde
casi la misma altura que en el portillo ...
... empieza el esfuerzo. Siguiendo el claro camino, rodeados de espinosa y rocosa escena, ganamos altura a caballo entre Cantabria y Castilla hasta alcanzar el filo cimero ...
... y caminando, sin desnivel, sobre terreno kárstico
 "hollamos" la cima del Pico de La Miel (1563 m).
Foto de grupo al completo en el Pico de la Miel (1563 m).
El reloj dice que es pronto. La gente que quieren más, un@s
mucho y otr@s un poco menos. Mientras oteamos el paisaje
moldeado por los glaciares más bajos de "la Europa de anteayer" ...
... decidimos dividir al grupo en dos, encender los talkies y cada grupo a su ritmo
y sus objetivos claros.. continuamos tod@s en dirección al Castro Valnera.
Andres, Yuriy y Leyre salen como cohetes. Terminan el cresteo
de La Miel y en picado desciende al collado de La Piluca,
poniendo como próximo destino la cima de Castro Valnera.
De mientras la familia "delrioalmonte", seguimos
 sus pasos a otro ritmo hasta caer al collado de
 La Piluca, donde cuatro ponen "punto y aparte" ...
...  y un servidor, no resistiendo la tentación, deja el talkie para tener
 comunicación entre grupos y a toda pastilla sale para cumbre.
"Devorando" metros sin tregua a la ladera NW del techo de lunada ...
... doy alcance a l@s tres montañer@s cuando tiene la cima a tiro, pero aun queda.  Junt@s rematamos la caminata por el amplio cordal y echando manos en los pequeños resaltes finales ...
... "ponemos" bandera en Castro Valnera (1718 m)
que si algun@ sube al vértice, le salen 1720 😜.
L@s montañer@s en el techo de la zona, Castro Valnera (1718 m).

Pasando arriba lo justo para una foto y una oteada al paisaje, 
con el permiso de "la pequeña vecina" plegamos rápidamente.
 Sobre nuestro pasos, deshacemos fácil y veloces el esfuerzo ...
... reagrupándonos al inicio de la parte que poco o nada gusta.. en la de recuperar
 altura. Paso a paso, sin prisa y con sudor, damos carpetazo a las duras cuesta arriba
 y bajo la primera cima, volvemos a 
la ruta original.. quedando CASI todo p'abajo.
Estando el día tan esplendido, aunque la idea era ir al refugio a comer.. a nadie
 le disgusta el hacerlo en las alturas y buscado "cómodo" lugar, empiezan a salir
de las mochilas una delicia tras otra. Embutido de toda clase y variedad, queso,
 tortilla.. UN FESTIN y para rematar , después de repostería casera, dejamos el
 lugar igual que si nadie hubiera estado y empezamos de nuevo a  
RODAR patear .
Dominando sobre todo el circo de Lunada ...
... descendemos de sus alturas, navegando sin camino claro entre matorrales ,
zonas rocosas y regacheras por las abandonadas pistas de esquí ...
... para, achicharrados por un sol de justicia que aparenta ser de pleno verano,
llegar al pequeño y bonito refugio de Castro Valnera.. donde la oportunidad
 de tomar algo fresco bien la merecemos y aunque no, pues nos da igual.
A DISFRUTAR DEL LUGAR, LA COMPAÑIA Y UN VASO FRESQUITO 😝.
Finito el refrigerio, es el momento de hacerlo con la ruta. Contemplando las alturas recorridas; rodeamos por caminos y pastos ,en la más absoluta soledad, el circo de Lunada ...
... restando una suave "escalada" al Portillo de Lunada,
para concluir la vuelta montañera con el grupo de
 Etxabakoitz al grito de CACHOPO PARA CENAR!!!
Ós

miércoles, 29 de mayo de 2024

Pirineo's Green Day

Justo hace un año poníamos el pie en este mismo lugar, SELVA DE OZA. Y podemos afirmar que no ha sido una casualidad.. quizá sea algo que se repita todos los años, tampoco es mal plan 😜.
El día se presenta con una meteo similar. La escena tampoco difiere demasiado.. las cumbres blancas y los fondos de valle de un color primaveral exuberante.  Por delante ningún plan, salvo ir poniendo un pie delante del otro sin rumbo alguno. Dejándonos cautivar por todo lo que nos rodea.. un día de tranquilidad.. gris y verde tranquilidad.. ya vendrán las jornadas de sudor, miseria, kilometradas, desniveles, largas horas e ir tachando objetivos de la larga lista que.. debe tener ya bastante polvo.
Verde que te quiero verde. Selva de Oza
Nigritella??
Valle del Aragon-Subordan.
Barranco de Jardín inferior.
Sobre la boca del Infierno.
No necesita presentaciones.
Mirando el gris horizonte hacia la zona de Aguastuertas y sus alturas fronterizas.
Selva de Oza, debatiéndose entre la blanca estación y la colorida.. hay claro ganador.
Ós

domingo, 26 de mayo de 2024

CycloTour Plazaola-Bidasoa. Etapa 3

Oyendo tronar y llover desde el lado de la ventana en que no se sufren casi que hasta se disfrutan , la historia se repite.. pero esta vez necesitando con urgencia un cambio de patas y trasero. DUCHA que casi reinicia el cuerpo. Relax con un trago fresco y para rematar, la ÚLTIMA cena.. porque hasta aquí hemos llegado toda la cuadrilla. Tras el dulce momento del final de comer, viene el amargo de que Gemma nos tiene que decir hasta LA PROXIMA y de seguido nosotr@s despedimos al mundo temprano para volver a el no demasiado temprano.

Una noche de profundos sueños pasa a la historia y amanecemos pensando que empezaría una pesadilla por no poder ni mover después de la paliza.. pero la cosa pinta mejor que bien, al contrario del mundo que se presenta gris, tirando a muy gris. Desayuno potente para arrancar con energías, que lo que queda tampoco es moco de pavo. Rehacer equipajes, con ese problema de que le da a todo por crecer durante el viaje y no entra donde antes si. Engrasar cadenas, hinchar ruedas y a cinco minutos de emprender la marcha.. se empiezan a escapar algunas gotas del cielo, suponiendo tan solo poner chubasquero y un inicio "épico" como diría aquel ó pasado por agua como fue por unos instantes .

Lo que sube.. baja en esta caso de un día para otro 😜 y enmarcados por el que venden
 como el clima del norte, con carrerilla reenganchamos con la vía
verde del Bidasoa en Sunbilla
justo donde la dejamos para llegar a Doneztebe ...
... punto en que abandonamos el antiguo trayecto del tren. Cruzado
 el pueblo por la Eurovelo1, empieza el largo larguísimo puerto de
 la etapa a las escondidas alturas de la divisoria. Tirando por carretera
  
y pasando de la Eurovelo a ratos, pedalada a pedalada, metro a metro.. vamos dejando
 atrás el valle del Bidasoa hasta presentarnos en Urroz
de Santesteban .
Otro "giro" nos saca de la carretera, a la vez que de la Eurovelo,
para marcar destino en los embalses de Leurtza. De los pueblitos
 con encanto, pasamos al paisaje de verdes pastos y caseríos ...
Foto de Mikel
... acabando sumergidos en los salvajes y verdes
 parajes de la divisoria cantábrico-mediterránea ...
... no dejando ,ni por un instante, de dar pedales cuesta arriba
 en la más absoluta soledad por el largo e intenso
a veces "puerto" ...
... que nos hace alcanzar Leurtza, rebosante de agua..
 tanto como nosotros de alegría, porque la cosa pinta
muy pero que muy bien en todos los sentidos 🙃.
 Bordeando el lleno sin mucho esfuerzo, seguimos
 igual con el vacío hasta la misma cabecera ...
Foto de David
... donde se sirve "la miga" del día. Aunque pasado el grueso de la subida, quedan atrás la comodidad y seguridad del terreno civilizado para entrar al "salvaje" e incierto del monte. Camino, piedras, barro, alguna cuesta picarra y alguna picarra que cuesta.. pero "echando toda la leña en el fuego" ...
... subimos, con sudor y esfuerzo de por medio,
a las alturas engullidas por "el reino gris". 
Pedaleando rumbo Belate entre nieblas, no tarda
 el camino en desviarse y tomando el mejor sentido...
... una vez asegurados de que es el correcto, descendemos por un camino embarrado
 que obligan a desempolvar habilidades y cuando mejora el firme, tras el último
 accidente del carrito, sin tocar freno ni dar descanso ...
... por los también verdes parajes de la Ultzama ...
... caemos a Eltzaburu, donde casi podríamos decir que está "el pescao" vendido ...
... pero al unisonó reloj con estomago, dicen que es hora de comer y toca buscar sitio. Aquí lleno y nada. Nos dicen que alla atrás seguro nos dan, pero el retroceder no es opción y avanzando por la carretera de la Ultzama.. al lado de Orgi, "vemos la luz".
Hasta no cazar al oso, no hay que vender la piel.. pero esto lo
celebramos ya, porque la hemos gozado como cri@s. Buena
 comida, bebida, otra ración de risas con la mejor compañía y
 al final no hay quien se mueva.. pero toca poner punto y final.

Foto de David
Retomando la faena, carretera y manta. Dejamos atrás el verde montañoso de la Ultzama, pasando de largo por el verde redondeado de los valles de Odieta y  Atez; a lo que sigue, por el valle de Juslapeña el superar la ultima dificultad...  
... escalar el puerto de Marcaláin y cambiando los pastos
 por el cultivo.. caemos en La Cuenca , quedando dar "cuatro" 
pedales más y cerrar una gran vuelta sobre dos ruedas..
que
casi supone el final de unos bonitos meses, de grandes
 ratos y mejores compañías. En la que cada cual se lleva
 algo.. en mi caso más que conocimiento, más que un papel
que dice tal o pascual. Algo que no se tiene, SE SIENTE.
Ós