lunes, 19 de febrero de 2024

Por los parajes del "alto arga"

Llorar de poco o nada vale. Lo que queríamos, no va poder ser y bueno.. una tras otra desmoralizan. Quizá el problema no sea el mundo, sino nosotr@s mism@s.. pero eso para otro momento, porque ahora es el de buscar una alternativa ante el DIAZO que se presenta demasiado para estas fechas 
Con la negativa aferrada en el cuerpo , todo lo que se nos pasa por la mente no apetece. Pero menos todavía el quedarnos entre cuatro paredes y tras varias que si que no, que no que si.. nos quedamos por los alrededores de casa y cuando sea el momento de retomar las movidas pues será 😝

Cielos entre pinto y valdemoro. A ratos se ve el color azul en otros domina el gris.
GR322. De Zubiri rumbo a Usetxi.
Caminando en soledad y silencio por los parajes de Esteribar.
Bojedales
Dominios de Baratxueta y Oiartzabal.
Una garza en el camino, me enseño que mi destino..
era VOLAR y VOLAR.. volar pero ya 😜, NEXT WEEKEND 🗻
Del Rìo

martes, 13 de febrero de 2024

Vuelta BTT al Señorío de Egulbati

El invierno al fin regresa a nuestras vidas, despachando sin contemplación a los cielos azules, al sol y sus calores. Ante ello empezamos a pensar en blanco. Tablas, hierros y ropas de invierno. Pero, pero .. SIEMPRE hay un PERO. Siguiendo en activo la movida que está en boca de todo el mundo y habiendo sufrido una "aventurita" larga muy larga en una tarde de domingo volviendo del pirineo.. no queremos repetir y pensamos, aunque nos apetezcan otras cosas, que mejor por cerca de casa.

Jugando con las horas del reloj y las predicciones de meteo, esperamos al momento idóneo. Ese en que el fresquito a pasado a segundo plano y en el día de hoy se da una tregua entre lloviznas.. y en cuanto ocurre estamos poniendo un pie fuera de casa, empezando a la vez la aventura sobre ruedas.

Pedaleando desde el Arga a su entrada en la cuenca,
enganchamos con la Eurovelo 3. Cómodo y solitario
 llaneo, acompañad@s de un tímido sol, nos hace ir
dejando atrás el jolgorio de la civilización
asalvajada ...
... para siguiendo la gran ruta ciclable de su escueta señalización que obliga a tirar del GPS que algun@ lleva de serie
 ganar "LA CUESTA" del recorrido hasta las puertas de Alzuza.
Bajo las faldas del largo cordal del Lakarri, rodamos a placer
 rumbo a Aoiz
o centro Europa según quién lo mire hasta el pueblito de Elkano ...
... donde nos recibe el asfalto y un cartel nos
desvía 90º de la trayectoria inicial. Tirando al N ... 
... vamos en busca del "perdido" señorío hasta Sagaseta..
donde se encienden las luces de alarma por una rueda
 baja. Parada obligada. Ejercitar brazos y.. falsa alarma.
Sin equivocación entramos en lo salvaje del pequeño valle ...
... avanzando por buen camino y ganando ligera altura entre
 bonitos parajes ,que no sabemos a que estación corresponden, ...
... mientras evitamos perturbar la absoluta
 tranquilidad que reina entre sus "locales" ...
... y dando un pequeño "apretón" bajo ligera llovizna,
que no se esperaba, más una ración final de barro que si ...
... llegamos al despoblado de Egulbati, descubriendo "desolación" rodeada de belleza ...
... finiquitando en su antiguo y maltratado frontón.. que nos vale de para una
 breve parada de media mañana y por suerte con un guiño de los cielos.
Foto de rigor en el Señorío de Egulbati.

Sobre nuestra propia rodada volvemos a Sagaseta y de nuevo
 ALARMA. Un ruido en la bici de Leyre nos obliga a parar. Aflojamos
 ritmo y vemos que la cadena pierde tensión y se mete hacia la
 rueda. Vista la situación prefiere volver. Abortada la vuelta ...
...  el tiempo se suma a la invitación y cogiendo uno de los posibles escapes que
 teníamos bajo manga, luchando en ultima instancia contra "viento y marea"
concluimos la mañana por otro de los muchos rincones del patio de casa..
aunque no engañemos, nos rondan cosas por otros terrenos de juego 😜.

Foto de Leyre
Del Rìo

miércoles, 7 de febrero de 2024

Nocturna a las Peñas de Antxoritz

Viernes es sinónimo de marcha.. pero hay marchas y MARCHAS. El día pasa. La luz de una bonita jornada se va apagando, la gente se recoge en sus casas y entonces es momento de preparar cuatro cosas en una mochila pequeña y pensar un destino cercano mientras uno espera que el reloj marque la hora y otro a que suene "la campana".
Ocho de la tarde me junto con Mikel y en tan corto como oscuro viaje nos presentamos en los merenderos de Zabaldika solos y listos o casi casi para el primer acto del finde 😜.

Iluminado el camino con la luz de los frontales nos acercamos
 a Zabaldika y tal cuál llegamos, seguimos para adentrarnos ...
... en los silenciosos parajes de Esteribar.
Entre absoluta oscuridad subimos sin
 compasión ni perdida
aunque si opciones a ello al
paso de Zabalgain, uniéndonos a la vez ...
...  a la ruta 18 de Eremua Sur. Pamplona y la iluminada cuenca quedan a la zaga ...
... mientras nos "comemos" una primera rampa
potente y después continuamos avanzando en
disimulado ascenso por la boscosa linea que separa
 los valles del Ultzama y Arga oyendo la abundante vida
 de estos lares pero no viendo lo más mínimo...

Foto de Mikel
... hasta plantarnos cara a cara
con el primero de los peñascos.
Mikel afronta primero las trepadas (II) de la mole.
Manos a presas romas y pies a húmedas repisas.
Superamos el primer y largo tramo de chimenea ...
... girando 90º cuando ya huele a cima
 y con dos fáciles movimientos verticales ...

Foto de Mikel
... conquistamos, bajo un leve azote de fría brisa,
 la cima de la Peña de Antxoritz (866 m).

Foto de Mikel

Foto de rigor. Admirar el nocturno panorama y con todos los sentidos, caemos a tierra firme. El segundo peñasco queda para la siguiente si es caso y poniendo pies en polvorosa deshacemos lo conocido rematando la vuelta por Cara-Irotz justo a tiempo para ir a cenar 😜.
Del Rìo

lunes, 5 de febrero de 2024

Circular BTT del rio Elortz

Un invierno excepcionalmente raro. Un primer mes en casa, totalmente diferente a lo que era antes y a lo que podía esperar. La montaña sigue siendo la gran protagonista, el centro sobre lo que todo gira.. aunque ahora también giran las ruedas de la bici 😜.

miércoles, 31 de enero de 2024

Un trecho del Plazaola sobre dos ruedas

Que no nos toque la lotería o cualquiera de sus sucedáneos es lo más normal, pero en lo que va de año no hacemos ni "bingo" un fin de semana. Ese por eso, aquel por aquello y este por esto, de nuevo los planes factibles y adaptados a la extraña situación que vivimos, en que el invierno parece casi verano penden de un hilo cuando estamos a las puertas de lo bueno. Sin tiempo para "maniobrar", acaban cayendo como ya imaginábamos .. pero está vez tenemos ases  bajo manga por que de los tropezones se aprende y el abanico de opciones es amplio, tanto que faltan días para abarcarlas. Dadas un par de vueltas a la cabeza y sopesadas las ideas, nos acaba por cuadrar el ir sobre ruedas allá por donde iba el Plazaola hasta Irurtzun aunque ya se vera el destino al que llegamos .. dando paso a ella un bonito atardecer que zanja los cinco de la semana.

Sábado y sol, la combinación es perfecta y la única intención es salir a disfrutar.. no hay más objetivo que ese. Cuando el día esta asentado, a la vez que la mayoría nos echamos al mundo.. aunque esta vez las botas, cuerdas se quedan en casa y sacamos hierros, pero con ruedas y no pinchos 😜.

Pedaleando en llano, cruzamos tranquil@s
y entre mucho gentío casi media Pamplona por la
 orilla del Arga y para cuándo hemos calentado ...
... nos vemos al comienzo del recorrido del antiguo Plazaola, que desde
 Pamplona va a Donosti
cosa qué queda pendiente para el futuro, que una casa se empieza por los cimientos .
"Yendo sobre railes", bajo las laderas del
mt. Ezkaba y con disparos como banda sonora ...
...nos alejamos del epicentro de la cuenca pasando Berriozar, Aizoain y
 en Berrioplano despedimos "lo civilizado". Tras salvar las obras del Plazaola
 por alguna calleja, pisteamos a placer, sin compañía y apenas esfuerzo ...
... rumbo al paso que separa Ezkidi de Eltxumendi ...
... dejando atrás Pamplona y algunas de sus inconfundibles montañas que la "acechan". Al poco para algun@ pero algo más para otr@, decidimos dejar el tema para otra ocasión porque quizá mañana 🕱..  como primera toma de contacto no está mal.

Retrocediendo sobre nuestras rodadas, junto a Oteiza vemos 
un lugar idílico al sol donde parar.. imposible resistirse. Rico
bocado. Buen rato. Disfrute del entorno y las piernas
más el culo 
se recuperan.. así que igual no esta todo dicho.
De nuevo en ruta, vamos del tirón hasta casi las puertas de la
civilización y justo ahí lanzo la piedra.. ¿Qué un poco más? SIN
DUDARLO. "Bicheando" un poco por los caminos del monte Ezkaba,
 sumamos un poco más y damos fin a una mañana diferente que no es
 nada descabellado que se repita este invierno que poco lo parece.
Del Rio

viernes, 26 de enero de 2024

Circular invernal a La Paquiza

Ni llegados a mitad de semana, por las cabezas ya ronda la pregunta: ¿que hacemos el finde🏔️? El mundo por su lado anda revolucionado y revolucionándonos, pues las previsiones anuncian el caer de los cielos y eso hace que los dientes se pongan largos.. pero largos LARGOS y las tablas asomen del armario. Conforme va quedando menos de la semana, el nevadón va siguiendo el mismo camino poco a poco, cayendo por completo el gozo en un pozo. En lugar de ver la situación como un problema, la vemos como una oportunidad diferente. Que no es momento de esquís, pues botas y sino.. pues igual los pies de gato? Las oportunidades casi podrían ser infinitas. Estrujando un poco de más el coco en los coletazos finales de la parte "mala" de la semana; vamos descartando una, otra.. hasta que nos topamos con una de esas pendientes y corremos a quitar el polvo a botas, crampones y piolet.

Sábado por la tarde en horas de cervecita más futbol nos ponemos con los preparativos cada loco con su tema . Una vez todo listo para la accion y no olvidando la parte más importante de post-recuperación 😜, vamos a planchar la oreja cuando aún al resto ni se les pasa por la cabeza.
No sabiendo si todavía es ayer o ya mañana, salimos del calor de la cama al calor del mundo porque hay que ser sincer@s.. ESTO ES DE TODO MENOS FRIO y antes de asomar el mas mínimo atisbó de luz, rumbo al pirineo. Nieblas a tramos y heladas de principio a fin nos acompañan en el viaje, hasta recaer en Roncal con las luces del alba y cruzando al valle vecino, acabamos junto al refugio de Linza donde reina tranquilo jaleo montañero. Sin perder un instante saltamos al terreno de juego y equipados para "gélidos" juegos arrancamos hacia las alturas de los valles occidentales.

Yendo la mayoría por el mismo camino, en dirección al Collado de Linza.. como de costumbre "l@s rar@s" por otro lado. A ritmo, para no caer en las garras del fresquito
 mañanero, enfilamos hacia la foya de los ingenieros por el hayedo de Linza y en eso
 que vamos dejándonos embelesar por el entorno con tonos mezclados de otoño,
 invierno y primavera a la vez que los pensamientos "rulan" por dentro y al poco..
 Leyre se ve justa, sin saber si podrá si quiera llegar bien a pie de monte y dice que
 sino se dará la vuelta. Serio digo que no. Que tod@s o ninguno y sin dar mucha
 vuelta.. cambiamos a un plan B cuando casi ni habíamos empezado el A.
Dejando el camino que de primeras estaba planeado,
vamos al encuentro de "la procesión" y apuntamos también ...
... al collado de Linza. Entre calvas de pasto y roca más que blanca nieve, junto a algo de compañía seguimos la GRt 13 hacia arriba en diagonal por las laderas de La Paquiza ...
... contemplando las bajuras del valle de Anso, la zona
 de Ezkaurre y lo más occidental de la Sª de Alanos ...
... e incluso afinando las dioptrías, un muy blanqueado Moncayo ...
... "devorando" sin darnos cuenta lo grueso del desnivel, para acabar en el collado de Linza si una pizca de brisa y abriéndose ante nosotr@s los dominios de La Mesa y Petrechema pero no viendo nuestro destino.. La Paquiza de Linzola.
Nuevamente  la corriente del resto va para otro lado y empieza nuestra
vuelta, pero aún con "faena". Bajados unos pocos metros dirección a la
 Hoya de la Solana, entramos en firme completamente blanco y
faldeamos la vertiente contraria del camino al collado ...
... para sin descanso y "bicheando" por los accidentes del terreno, atacar a cumbre, subiendo por repisada traza las tendidas pendientes más occidentales de la hoya ...
... hoyando, sin despeinarnos porque sigue sin pegar el aire 😜 
y tan solo la compañía de una maja pareja,
la cima de La Paquiza de Linzola (2105 m).
Foto de cima en La Paquiza de Linzola (2105 m).
☝ y Leyre
Al día y al ambiente no se les puede pedir más. Queriendo no desaprovecharlo, buscamos buen sitio a las posaderas y dejamos al tiempo pasar. Echando un bocado, deleitamos al unisonó a la vista con un panorama poco normal. Lanzamos larga mirada al W, intentando otear las alturas de al lado de casa, viendo las líneas prepirenaicas y en primera linea un Txamantxoia con galas primaverales más que invernales ...
... siguiendo en la misma tónica lo poco que se ve del Orhi y la zona de Belagua ...
... aunque al ir girando hacia el N, el panorama va cogiendo
un poco  
pero poco poco de color en la zona fronteriza de Larra ...
... y al mirar hacia el resto del pirineo, con la Mesa de los tres reyes llamando
 mucho la atención 😜,  va siendo momento de plegar a la vez que pensamos:
Esto va a ser todo lo blanco que vamos a ver el pirineo? ESPEREMOS QUE NO!!

Finito el rato de gloria en las alturas y conversar con la pareja, confirmándoles
 que si que se puede bajar por la arista hacia Linza, cogen la delantera y
nosotr@s salimos detrás. Un corto e inclinado flanqueo sobre
 nieve caldeada, nos mete en la amplia arista y ...
... con un pie en el soleado valle de Anso y otro en el sombrío de Belagua, en el que una manada de sarrios nos vigila...
... cresteamos ,con los pies en el suelo y las manos en los bolsillos
 todo el rato, en ligero descenso rumbo a Txamantxoia con tramos de
 nieve junto a otros de un mixto de tierra y pasto ...
... quedando para el final diversión sobre barro y nieve,
  en descenso casi picado entre el zacardal
hasta el collado de Aztaparreta.
Oliendo el inminente final, continuamos en rumbo S, en el sentido facil de la cuesta
 pero no poniéndolo nada facil el resbaladizo terreno, al cobijo del hayedo de
 Txamantxoia y restando apenas unos centenares de metros.. estamos de regreso
en Linza con una vuelta diferente a la del plan original pero dejando las mismas
 buenas sensaciones.. o quizá incluso mejores, PORQUE VOLVEMOS A LAS ANDADAS!! 

Foto de Leyre
Del Río