viernes, 23 de septiembre de 2022

Circula de cabo Formentor Sur

Lo bueno una vez más se va terminando, pero en esta todavía la pena es mayor al dejarnos lo mejor "montañear" por la isla para el final y ver lo bueno que hay y se va a quedar en el tintero. Pero no pensando en lo bueno que podía ser sino en lo que va a ser; nos acercamos hasta el saliente más al norte de las tierras mallorquinas, como no podía ser de otra manera en mitad de la noche y con un día exprimido hasta la saciedad, haciendo que caigamos a la cama rendidos a la par que "cocidos" otra noche con el calóret de protagonista.

Obligándonos a amanecer cuando ya esta la gente incluso en la playa, pues el bus que necesitamos empieza más que tarde; ello resulta tarea imposible. Aferrad@s a nuestras horas habituales, vamos sobrad@s de tiempo para hacer todo con suma calma y llegar entre la locura de la gente en su vida "normal" hasta las calles de Port de Pollença. Rodeados por un paisaje inusual, a la sombra de unos bloques de pisos en vez de la de unos pinos, aparcamos y damos los pasos de calentamiento por terreno urbanita hasta la parada del bus urbano que hay quien se empaña en llamar villavesa. Esperando junto a los primer@s, aguantamos un sol agotador por un rato y en eso que casi da la hora, de la nada o más bien de la sombra aparece una marabunta de gente que se pone por aquí y por alla conquistando cada milímetro de la primera línea. Sin dar opciones a aprovecharse de la buena fe, justo detrás de la pareja que esperaba primero, entramos en el abarrotado bus sin traspiés sobre lo planeado. A placer recorremos la estrecha carretera hacia la punta del cabo Formentor; mirando aquí y allá de pasada por paisajes de postal y después del panorámico paso de Es Colomers "caemos" en la parada de playa Formentor, nuestro verdadero y caluroso punto de inicio. 

Tod@s l@s que han bajado del bus van directos a las cálidas aguas y en
 cambio nosotr@s, desentonando hasta el final , en dirección contraria a
buscar el camino entre verdor mediterráneo. Quedando atrás el ambiente
playero, una valla con paso nos indica el comienzo pero.. varios carteles
de propiedad privada, peligro, coto de caza; nos hacen detenernos sin casi
empezar y dar un par de vueltas al tema. Con no mucho que discutir, pues
lo primero es el respeto, echamos a andar a la par de la poco transitada
carretera y nos metemos una buena pechada de llaneante asfalto por el
 Pla de Pujol entre pinos y pocas vistas hasta las cases de Cala Murta.
Inmersos al fin en ambiente más "salvaje" pero que aún no deja ver
más allá de las verdes ramas de los pinos; seguimos las indicaciones
 hacia la cala y en ligero descenso, recorremos en soledad el amplio
 camino por la seca vaguada de Font de L' Hort ...
... apareciendo, entre balidos de acosantes cabras en busca de un bocado, en la bonita Cala Murta; ya bastante llena de gente y barcos pero que no le quitan el encanto.
Foto de Leyre
Tras una breve parada, retrocedemos sobre nuestros pasos y por la
 única buena senda que se ve; abandonamos el cómodo camino para
 ir a dar con los viejos restos de unas chabolas y las faldas de las
pequeñas elevaciones que nos separan de la playa de Formentor,
hacía las que apuntamos.
Todavía por lo mejor del sol y dando la espalda
a las pequeñas escarpaduras más cercanas al cabo Formentor ...
... negociamos los primeros pasos inclinados de la vuelta a la vez que restamos arbolado por amplio camino pedregoso y bien marcado con fitas, dando paso
a soleado ambiente de garriga mallorquina por el que seguimos subiendo sin descanso las laderas N de la Mosquera d' en Miquel y encontrándonos a otr@s
 
un@s cuant@s much@s "rar@s" que no van a la playa ... 
... hasta alzarnos al Coll de L' Olivardar, que nos asoma a la zona de agrestes acantilados "desprendidos" de la tramontana ...
Foto de Leyre
... y sudando otro poco más de desnivel que apenas se nota y a caballo de ambos vertientes del bonito cabo, acabamos en el coll de La Geneta. Naciendo aquí una "puntiaguda" tentación no prevista.
Yendo el camino que a priori estaba en los planes bajo la pirámide cimera,
con ganas y energía de sobra tomamos el otro. Sacando de la manga, o
más bien de un vistazo al mapa, el recorrido alternativo; brincando sobre
filos kárstico y pateando un perfecto pasillo entre altas hierbas y algún
 'despistado" pino, nos lanzamos en tieso ataque a la cúspide ...
... con los bonitos parajes del cabo Formentor y Cala Murta a la zaga ...
... pisando en un abrir y cerrar de ojos
 la solitaria cima de Na Blanca (327 m).
Cima de Na Blanca (327 m),
la última alturilla por tierras mallorquinas.
Imposible aguantar en la cima con lo que pega el sol; unos metros más abajo nos asentamos en la agradable sombra de unos pinos, donde las vistas tampoco tienen nada que envidiar. Mientras echamos algo ligero al buche que lo bueno mejor abajo, nos deleitamos con el panorama de la bahía de Pollença y el cabo que ocupa Alcudia por largo rato, al que no queremos poner fin pero toca.

Cediendo la cima a dos montañeras, empieza la diversión ...
.. al mismo tiempo que de la nada y de un momento a otro,
 se forman unos grises y bien "cargados" nubarrones ...
... lo que nos hace apretar un poco más las tuercas y descender
 veloces; primero perdidos entre el bajo terreno de montaña hasta
entrar en el pinar , donde volvemos a enfilar el buen y muy marcado camino
y volamos en picado con serenata de truenos como música de fondo ...
... dando con las calles de la urbanización de Bellresguard y yendo más abajo
 todavía, tocamos la orilla de la playa de Formentor preguntándonos sii ..
cataremos ración del cielo o no.
Un guiño de los cielos que empiezan a abrirse
dejando un bonito paisaje en la bahía de Pollença...
... llaneamos ,sin prisa ni ganas de acabar, por lo menos civilizado
 de playa Formentor rumbo al final de la vuelta por estos parajes
montañoso-costeros a la vez que al de los días por la isla de Mallorca;
  dejando buenas experiencias detrás y muchos rincones por conocer,
por lo que como a otros tantos lugares.. tarde o temprano tocará volver
🤪.
Foto de Leyre
9 sept'22
🗻Del Rìo🗻

No hay comentarios:

Publicar un comentario