martes, 26 de julio de 2022

Circular volcanes de La Garrotxa

Volviendo para casa tras unos días diferentes a la idea original, la montaña es lo que tiene y la que manda, pero igualmente buenos; con el plan de que el mal trago resulte menos, como a mitad de trayecto paramos el viaje con destino a la realidad y nos desviamos a La Garrotxa para una más. A punto de entrar en territorio volcánico, montamos campamento donde si está permitido e igual que pollos en un horno.. mal pasamos la noche como buenamente se puede.
En los momentos de más fresquito del día que aún así ni lo son terminamos de acercarnos  al parque natural de La Garrotxa y recaemos a primera hora de la mañana en el parking de Santa Margarida. Sin un alma por allá y sabiendo que es de pago, nos lo tomamos con filosofía y buenos alimentos hasta el momento de apertura. Tardanos y con unos pocos malos humos, mal disimulados por una forzada amabilidad, nos dan la bienvenida a la zona cuando el sol ya calienta como para asar unas calçots y rapid@s ponemos pies en polvorosa para dar una vuelta entre antiguos volcanes.

No teniendo oportunidad si quiera de calentar, pues de eso ya se encarga el ambiente; bajo un cielo azul surcado por globos aerostáticos y parajes en que reina el silencio, llaneamos por el itinerario 1 entre espeso arbolado mediterráneo dirección al volcán Croscat ... 
... y sin que todavía aparezca el sol estamos bajo el cono de este antiguo volcán
  
pero el más joven de entre todos ,modelado por la mayor plaga del mundo, contemplando el
arte natural de los distintos depósitos de lava.
Foto de Leyre
Antes de que ocurra una erupción no sabemos si de volcán o de gentío 😜, continuamos o casi casi empezamos 
el recorrido bordeando por anchos y cómodos caminos las arboladas faldas del
 Croscat; dejándonos caer al área de Can Serra , donde nos quieren volver a
cobrar el parking
venimos sudando la gota gorda y el tema no será por sacar dinero nonono 
Lejos de lo que esperábamos de un paisaje volcánico,
 aunque ciertos detalles lo corroboran ...
... a la agradable sombra de la verde y apacible Fageda d' en Jordá, siguiendo
 las indicaciones de los carteles avanzamos por viejos caminos entarimados
 por la hojarasca y rodeados de hayas y más hayas ...
Foto de Leyre
... entre las que se esconden vestigios anteriores
de la humanidad 
este muro.. Corrales? Delimitación? que adornan
los parajes junto a otros más modernos, que no lo
 hacen tanto y nos obligan a cerrar por lo menos un ojo ...
... mientras con el otro observamos hasta los más
pequeños detalles de la naturaleza
Libélula/Sympetrum danae?  ...
... y empezamos con los pequeños esfuerzos del recorrido,
subiendo por un desgastado sendero hasta aparecer frente
a la iglesia románica de San Miquel y el Volcán de Santa Margarida.
Un calor ya insoportable se une sin invitación al "ataqué"
por la vertiente Sur, en la que empieza a abundar la compañía
 y crecer el barullo, que ganamos rápidos y sin tregua
 cobijados por el denso encinar ...
... sobre un firme "desmigado" fruto de lo que en su día
 emergió de las entrañas del Santa Margarida
terminando en el borde del volcán ...
... y descendiendo de seguido, entre mucho jaleo humano al caldeado cráter del
 Santa Margarida. Por unos instantes, pillando la sombra de la ermita de Santa
 Margarida el silencio y la soledad se apodera del lugar y contemplamos
 el escenario que a día de hoy cuesta ver lo que fue.
A la que se empieza a difuminar esa calma, retomamos la faena y salimos del cráter
en busca de la vertiente contraria a unirnos de nuevo al itinerario del parque;
bajo cuya sombra como cohetes descendemos la última rampa volcánica que
nos lleva al final del recorrido pero además al final de la aventura alpina de este 2022
.. aunque seguro
 muy seguro que no tarda en comenzar otra nueva.
🗻Del Rìo🗻

2 comentarios:

  1. Hola Oscar.

    Una zona muy maja, hemos estado unos cuantos veranos y me encanta. En esta zona volcánica, hice la primera vez, esta misma ruta, pero en sentido contrario (para aprovechar el frescor de la mañana por la zona sin sombras y acabar en el fresco hayedo), empezando desde Can Serra (yo no pague porque llegue tan pronto que no había nadie cobrando 🤣).

    La segunda vez fuimos con los chicos, hicimos el recorrido corto a Santa Margarida, se pensaban que íbamos a subir a un volcán, pero cuando vieron que bajábamos al cráter, los dos pensaron lo miso, esto no es un volcán 😂.

    Aún así, es una zona que merece la pena visitar, no solo por la naturaleza, sino también por sus pueblos. Nos encanto Santa Pau y Olot.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Eduardo.
      Pues estábamos de vuelta y vimos que pillaba a mano, aunque habíamos oído hablar de la zona nunca pensábamos en ir ejej. Nosotrs hicimos ir a la zona del croscat primero por eso mismo, que nos digo el personal del parking, para verlo cuando todavía no pegaba fuerte el sol.
      Si es una zona muy peculiar y volveremos seguro, me quedo con tu recomendación de conocer ambos pueblos ;).

      Gracias y un saludo

      Eliminar