jueves, 4 de agosto de 2022

Vía del Nano (V)

A la espera de que lleguen de nuevo días infernales; las altas esferas instan a que nos quedemos en casa y nos peguemos al sofá. Y la verdad que no es para menos, pero eso todo en las bajuras. Así que no hay que pensar mucho más no? 😜
Llegado el deseado viernes, tenemos los bultos esperando en la puerta y un@ sobre todo con ganas de resarcirse de lo mucho que se arrastró por las vías de Siurana; pero  toca mantenerse paciente hasta que hace una calor aguantable y tiramos, en oscura soledad, para dejarnos acoger por el fresquito del pirineo.

Totalmente fuera de lo que teníamos por una hora "normal" para ir a escalar, con buen ambiente de madrugada subimos hasta un abarrotado Balneario de Panticosa.  En medio del parking damos con buen desayuno, que ya les gustaría uno tan bueno a l@s afinerad@s de al lado, mientras bastante gente se va poniendo en marcha a pesar de ser tan temprano. Sin demasiada demora, hacemos lo mismo y siendo de los primer@s en marchar con intenciones verticales cargamos los cacharros y nos plantamos sin un alma más en la pared. 

Viniendo lo durillo de la vía en frío, con tirón
 en el gemelo incluido solvento los dos pasitos
verticales de salida con buenos cazos ...
... siendo el resto del largo (5b) un paseo de gradas con algo de adherencia hasta la reunión, viniendo Leyre de segunda con un pequeño vuelo a la salida pero devorando el resto casi más rápido que lo que se puede recoger cuerda ...
... y cuando estamos amarrados a la pared sin pies en tierra firme,
las cúspides del circo de Brazatos empiezan a ver el sol.
Poco a poco va llegando gente pero con todo libre por delante;
con cierto miedo escénico sale Leyre en el segundo largo (5a),
 afrontando el murete vertical y continuando en un juego
 de adherencia sobre placas para ventilar más de media pared ...
... a lo que sigo yo de manera poco disfrutona con
 la cuerda por arriba y sin sufrir ningún paso ...

Foto de Leyre
... por granito que no es a lo que más acostumbramos a "pegarle" ...
... y que en algún pequeño hueco alberga colorido
 que rompe con la monotonía de la pared ...
... al mismo tiempo que el sol va ganando terreno en el hoyo del balneario
y oteamos a la espalda en un momento de relax las alturas que
preceden a los tresmiles más meridionales de Panticosa.
Sin decaer todavía pero no haciendo falta echar el resto, abro el largo final (4b) por unas gradas un tanto insulsas teniendo que tirar de la cuerda ...
Foto de Leyre
... y ganando Leyre la carrera a la salida del sol ,
damos por finita la vía del Nano.
y Leyre en lo alto de la Via del Nano,
 entre los muros de Panticosa.

A dúo perfectamente compaginado recogemos cuerda y
después de husmear el segundo muro para un futuro no muy lejano ...
... dominando sobre el abarrotado balneario bajamos a piñón por pedreras, catando algún culo el suelo hasta dar con el pie de vía bastante concurrido cuando ya empieza a apretar el calor.
Ni con el calor nos batimos en retirada y seguimos para un rato más. Pensando en pegar a algo de relax le metemos a la vía Armiños de IV y sin llegar ni a la primera chapa con sudores .. p' abajo.  Sin rendirnos le damos a la vía vecina, Marmotas IV+, que se supone más difícil y con poco más la faena ve llegar su fin a la hora del vermut. 
🗻Del Rìo🗻

No hay comentarios:

Publicar un comentario